Egon Schiele, sí es pornografía

Ya debéis de saberlo, en Viena preparan una monumental retrospectiva de la obra de Egon Schiele pero en Reino Unido y Alemania no han gustado los carteles propuestos para anunciarla, reproducciones de obras del autor, se niegan a colocar en sus vías públicas imágenes que consideran pornográficas.

He leído varios textos críticos con esta medida, la unanimidad en calificarla de censora me hace pensar en el sesgo que nos autoprovocamos con las redes sociales, seguimos a personas que piensan como nosotros, no leemos puntos de vista discordantes y acaba por parecernos evidente que las autoridades británicas y alemanas son un conjunto de mojigatos indocumentados, “no ves que lo dice todo el tuiter”.
No queremos que quiten la filosofía de las escuelas, pero en mi timeline déjeme usted con mis certezas y verdades absolutas.

 ¿a quién le pareció buena idea empapelar el metro de Londres con imágenes pornográficas?

¿Les parece censura la calificación moral del cine?, ¿es un mojigato el kioskero que no le vende el playboy (o lo que haya) al niño?, ¿son puritanos los controles parentales del ordenador?
Trasládelo a su puesto de trabajo, su compañero de la derecha se toma un respiro leyendo Yokorobou, el de la izquierda con el especial tetas y pollas, lo mismo, ¿verdad?, usted no les juzga, ellos lo miran con la misma naturalidad y discreción.

Los dibujos de Egon Schiele son de un indudable (si es que existe algo indudable) erotismo, son incómodos, escabrosos y pornográficos, al menos si atendemos a la definición académica de pornografía, “Presentación abierta y cruda del sexo que busca producir excitación”, ¿a quién le pareció buena idea empapelar el metro de Londres con imágenes pornográficas?, ¿quién se ha sorprendido de que no se autorizase?
De verdad, póngase en el lugar del responsable, “-Hola, la oficina de turismo de Viena quiere empapelar Londres con imágenes pornográficas-, cómo no, dónde hay que firmar”.

Conozco el argumento, no es pornografía porque es arte, argumento perverso por al menos dos motivos.

¿El arte otorga licencia para actos ilegítimos fuera de él?, ¿da carta blanca?, un tema espinoso, y de mucha actualidad cuando se condena a cárcel a raperos* y estos alegan que se trata de creaciones artísticas, ¿se puede difamar si es cantando?, ¿aunque cante mal?, ¿dibujando?, ¿esculpiendo?
Sí, es cierto que yo también admito en una canción, y en una pintura, cosas que no admitiría a un tertuliano, no lo niego, pero ¿acierto haciéndolo?

El otro motivo sería la desactivación del arte, si cualquier expresión artística debe ser aceptada y resulta ridículo ofenderse porque “oiga, que es arte”, lo que logramos es la anulación de la expresión artística, convertimos que calificar algo como “arte” implique que no se le preste atención, “son cosas de artista, pasa de ello, no le prestes atención, no te ofendas”.

El Museo, el museo (o el libro de arte, o la galería) puede funcionar como un espacio de excepción, donde (casi) todo vale, sabe usted que en un museo puede encontrarse con obras bellísimas o con obras atormentadas, sexuales, violentas, … y le recomendamos que vaya, visite el museo, se enfrente a ello y reflexione.

¿El arte solo puede estar en el museo?, no, por supuesto que no, pero puertas afuera debe enfrentarse a las normas comunes, las legales, las morales, las éticas, generar la reflexión, la reacción y las consecuencias que correspondan.

La campaña publicitaria que finalmente se ha colocado es brillante, una banda tapa las partes pudendas de las ilustraciones con el texto ‘SORRY, 100 years old but still too daring today’, “Disculpen, tiene 100 años pero hoy aun es muy atrevido”, sí, tiene razón, la obra de Schiele es atrevida, aun es vigente, contemporánea, aún nos inquieta y nos incomoda, ahí reside su grandeza, en su actualidad.

—————————————————————————

*Desconozco si la legislación recoge excepciones a la norma enmarcados en la “creación artística”, quizás sí, no es de derecho ni de legislación de lo que trato de hablar.

-Hace poco leí que Godoy tenía en su despacho La Venus del Espejo y La Maja Desnuda, sospecho que en a finales del s. XVII era como tener un playboy.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s