No, no todos los muertos son iguales

Hace un tiempo leí algo parecido a “que tengas una opinión sobre algo no implica que debas exponerla en voz alta”, refiriéndose a este complejo de tertuliano que nos invade a muchos, y ahora me callo más comentarios que antes precisamente para no ser un coñazo.

Pero, con este tema no me he podido contener, comenzó con mi “muro” repleto de reproches hacia quien se manifestaba por lo de Charlie Hebdo y no por Boko Haram, y ahora vuelve con el asesinato Kenia contrapuesto al avión u otras tragedias menores en cantidad pero con mayor presencia mediática.

Screen-Shot-2015-04-04-at-6.22.30-PM[1] Yo lo digo convencido, no todos los muertos son iguales, no todas las muertes me afectan igual, si no, no podría vivir. Pongamos la peor tragedia, solo por el tembleque que da escribirlo sospecho que nada puede haber peor que la muerte de un hijo. Alguien cuyo hijo muriese el 1 de septiembre de 1939 probablemente no guardase luto por los siguientes 50 millones de víctimas.

¿Coinvienen en eso?, en que cuanto más cercana es la desgracia, también la alegría, más fuerte es el sentimiento. Si es así, lo que a cada cual le resulte cercano o lejano es relativo, poniendo mi ejemplo, aunque no cambie mi foto de perfil el asesinato de los dibujantes de Charlie Hebdo me afectó, me dolió, me entristeció y me enfadó, quizás porque conozco dibujantes, porque fue en su lugar de trabajo, parecido al de mis allegados, porque fue en un barrio como el de cualquiera de mis amigos, quizás porque les mataron por algo parecio a retuitear un meme de Julio Iglesias.

No he tenido esa sensación con el avión estrellado, ni con los asesinatos de Garissa, no sé explicarlo, imagino que subir a un avión entraña siempre un peligro, como el mero hecho de vivir en Kenia, mientras que sentarse a dibujar en París o en Valladolid, parece seguro, quizás…

Digo que es relativo, no es para todos igual aunque haya coincidencias mayoritarias, la misma tragedia de Kenia me habría afectado si hubieses sucedido en Etiopía hacia donde tengo afectos, no es algo buscado, ni algo cínico, simplemente es. Incluso, esa noticia, la de Kenia, ha tenido más impacto por ser estudiantes y suceder en una escuela, no habría tenido la misma repercusión si hubiesen sido jóvenes agricultores.

Y es que debe ser así, si de verdad en esta realidad hiperconectada, en esta “aldea global”, sintiese todas las tragedias con igual intensidad no creo que pudiese soportarlo, en contra de lo que dicen algunos, no es una muestra de que nos volvemos insensibles sino lo contrario, de las debilidades del ser humano, necesitamos filtros, escudos, para vivir cada día.

*******

Hace años sentí dolor por la muerte de Julio Fuentes y Julio Anguita Parrado, parece ridículo cuando sucedió en una guerra donde morían centenares de personas, pensar que murieron para que yo leyese el periódico …

********

Sí que veo algo de hipocresía, en el reproche, en decir “¿Es que África no importa?”, porque esas personas nunca dirían “Protestas por el asesinato de una mujer en Valladolid y no por los cientos en México”

********

Acabo de ver este artículo en el suplemento científico de El País, primero publico la entrada, después me lo leo, a ver si la ciencia apoya mis paparruchas: http://verne.elpais.com/verne/2015/04/04/articulo/1428142200_147673.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s