Cenando de maravilla en married cocina, Oviedo

Hace un par de semanas nos fuimos a cenar, pareja, al restaurante married, en la ovetense Plaza de Trascorrales. Se trataba de un “menú degustación”, es decir, en lugar de escoger primero, segundo y postre de una carta había una serie, cerrada, de nueve pequeños platos. Como los “modernos” :-D, Bulli, Can Roca, Diverxo, etc… (o eso creo porque ni de lejos los he visto).
Se trata de dejarte llevar por el cocinero, que de esto debería saber. Me recuerda a cuando vas a un concierto, te sabes las canciones y te gustaría escoger las que te sabes, pero cuando el grupo hace su trabajo y selecciona y ordena un buen “tracklist” la experiencia suele resultar excelente.

Cenamos magníficamente, a nuestro gusto los platos estaban muy ricos, sabrosos, bien elaborados, los productos bien escogidos y en su punto exacto de cocción.
La pregunta típica, tópica, “¿quedasteis con hambre?”, pensad, dos aperitivos, siete platos, dos postres,  es difícil pensar que el conjunto fuese escaso. Yo tengo buen saque, preguntad por ahí, cuando vi que al café le acompañaban unas pastas pensé, nooo, más nooo.

Una experiencia divertida el disfrutar tantos sabores, olores y texturas en algo menos de dos horas. Son bocados muy intensos, de sabor concentrado que quizás no resultasen agradables en raciones mayores, pero que en dos o tres bocados te hacen viajar y más cursilerías que no se me ocurren.
Nunca he ido a un restaurante de estrella neumática, entiendo que cuando uno va a Diverxo espera sorpresas, novedades, quizás no sea esto lo que ofrece married, no creo que hayan hecho grandes inventos, pero sí saben escoger un buen producto y darle el punto exacto, con una combinación idónea y una preparación que justifica salir de casa a cenar, porque para comer una merluza en salsa verde, que queréis que os diga, la mía está mejor.
El pecio, 35€/pax incluido agua y pan. Con vino, cafés y vino dulce salimos a 114, no es para ir a diario pero francamente creo que lo vale.

¿Alguna crítica?, al llegar los primeros pudimos oír varias veces cómo explicaban el menú a las otras mesas y la letanía se hacía un poco cansina, no sé cómo podría hacerse de otra manera, una mejor acústica del local ayudaría. Y el vino dulce, todos los precios eran muy razonables, el menú, el vino, los cafés pero una copa de Tokay por 6€ me pareció excesivo, significa por lo menos triplicar el precio de la botella.  También podrían mejorar su diseño web, por ejemplo en mi curro 😀 Matices, ganas de sacarle alguna pega a una cena fantástica.

El menú.

Abadía Retuerta Selección 2009: Viniendo de Valladolid pedir un vino de Sardón se hace demasiado convencional, pero fue la recomendación del metre y como conocemos muy poco de otras demarcaciones pues le hicimos caso. No pondré notas de cata porque no sé, solo puedo decir que nos gustó tanto esa primera copa antes de la comida, como la manera en que acompañó cada bocado.

marriedvino

 

Un recuerdo de mi paso por Sevilla (del paso del chef, no mío), salmorejo, salazones, aceite virgen y verduras crocantes.
Un salmorejo rico, nada más y nada menos.

married01

 

Moscoparmas, galletas crujientes de Parmesano bañadas en dos chocolates.

married02

 

Nuestro mar y montaña, bocarte marinado, frambuesa, queso curado y emulsión de moluscos, todo de una cucharada.

Quien lo habría pensado, una combinación en la que cada sabor refuerza al compañero. Un caldito concentrado delicioso.

married03

 

Chorizo a la sidra 2013

Yo lo habría llamado “bollín preñao”, muy divertido y muy rico.

 

Sopa cremosa de pan sopako, pescados y mariscos, y un arroz inflado ligeramente azafranado.

Con lo bien presentado que estuvo todo, este plato era espantoso, e incómodo. Pero la sopa estaba estupenda, con el recuerdo aun de la de marisco este sabor era completamente diferente. Unas gambas casi crudas, en su punto exacto, acompañaban cada cucharada.

married05

 

Terrina de liebre estofada en casa sobre crema untuosa de alubia verdina, membrillo y matices de trufa.

Como un plato de verdinas, humm

married06

 

Calamar estofado cubierto de una oblea de arroz negro, emulsión de ajo asado y avellanas.

Asturias está inundada de moluscos duros o chiclosos, es un gusto encontrar quien sabe cocinar un calamar, como toda la noche la combinación fantástica.

married07

 

 

Lomo de merluza asada bañada con emulsión de almeja fina, yema de espárrago caramelizada con miel y cremoso de gambas al ajillo.

Y sigo elogiando el punto del pescado, porque en alguna crítica he leído que la comida estaba cruda, en mi opinión estaba en su punto exacto, brillante, jugosa. Qué manía de secar y acartonar los pescados.

married08

 

Pañuelo de guiso de ibéricos sobre yema de huevo confitada cubierto de sopa cremosa de hongos y curry, manzana y virutas de apio.

married09

 

Selección de quesos que más me gustan (al chef). Olvidé hacer fotos, eran casi todos de Rey Silo, podías cerrar los ojos y pensar que estabas en una cuadra.

Torrija a la antigua caramelizada en mantequilla noisette y chantilly helado.

Dedicado a quienes dicen quedarse con hambre, una torrija como las de casa.

married11

 

 

Anuncios

2 Respuestas a “Cenando de maravilla en married cocina, Oviedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s