alabastro

      Quizás sea un paleto pero cuando vi ese material por primera vez me pareció mágico, piedra que dejaba pasar la luz a su través, claro que, pese a lo que cantan en Villatripas, el alabastro no es mármol sino yeso.

   Hace varios años Emilio nos llevó a visitar las Bárdenas Reales como parte de la ruta por el entorno de Tudela de Navarra. El lecho de los surcos que dan forma a tan singular paisaje estaba alicatado con un material traslúcido, una piedra semitransparente, el mencionado alabastro, o un primo cercano.

    Recientemente he vuelto a visitar el valle del Ebro, Zaragoza, Tudela y Logroño, y en la primera de ellas me he encontrado con el alabastro en las ventanas de la Torre del Trovador, en la Aljafería. Hace cientos de años que se utiliza este material en lugar del cristal en las ventanas de esta región de España que es la principal productora mundial, junto con la Toscana, en cuyas iglesias también es frecuente hallarlo.

     Cuando llegas a Zaragoza ves alabastro en la estación Delicias, el museo del foro también aprovecha sus cualidades, de las que hicieron ostentación los aragoneses en la Expo’92. El tudelano Rafael Moneo se lo ha llevado a Los Ángeles para su catedral.  Una de las señas de identidad del Valle del Ebro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s