la importancia de apellidarse antes

  Otra norma para modificar por ley costumbres sociales, al inscribir un niño en el registro civil el orden de los apellidos será, de no expresarse de modo contrario, el alfabético en lugar de padre-madre.
   Nadie duda de que el gobierno saca estos debates en parte para desviar la atención de los números del paro, del PIB o la reforma laboral. No obstante eso en sí mismo no decalifica la medida, ¿era realmente la anterior una norma machista a cambiar?. La realidad es que desde 1999 (¡madre!, el pérfido Ansar) al inscribir a un recién nacido o adoptado se puede escoger el orden de los apellidos, quien no escoge cambiarlo está escogiendo mantenerlo, así que los nacidos desde 1999 se apellidan como sus padres han decidido en conjunto, si en la decisión ha primado la opinión paterna o materna es cuestión privada.    Con ésto la labor del estado en esto de la igualda’ concluye, se asegura que no predomine ningún genero. Pero como dentro de cada casa la gente no se porta bien y no hace sus deberes, legislemos, como si fuese barato, que no se pierdan los apellidos maternos, aun a costa de la desaparición de los Zapico.

   Si hay una discriminación entiendo que se perjudica a una persona frente a otra “equivalente” por razón de su género, si por el mismo trabajo una mujer cobra un salario inferior que un hombre, ella es perjudicada (cobrar menos es peor) y quizás sea por causa del género. Ahora bien, en el caso de los apellidos ¿es “mejor” que tu apellido sea el primero?, ¿aporta alguan ventaja real?, ¿algún beneficio?, ¿no es en realidad algo anecdótico?, ¿se puede discriminar a alguien privándole de una anécdota?, ¿si doy dos besos a una amiga la estoy discrimando a negarle un apretón de manos?.

   La solución a estos asuntos, como en aquello de la identidad de género, está en el el individualismo, creo que encaja en lo liberal pero los calificativos no son lo mío. Abolamos los apellidos, al nacer un niño se le asigna un alfanumérico aleatorio de n caracteres. Yo sería 980520VIIMAD para el estado, Kike para los allegados. Por lo mismo saquemos el género del registro civil, o los matrimonios del código.

Anuncios

Una respuesta a “la importancia de apellidarse antes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s